Cartagena: Carthagineses y Romanos

A pesar de ser unas fiestas sin demasiada tradición -hace apenas 25 años que se celebran- desde que supe de la existencia de las fiestas de Carthagineses y Romanos que se celebran en Cartagena, siempre había querido tener la oportunidad de conocerlas. Quizás por ser italiano, mi curiosidad radicaba en saber si en estas fiestas los romanos eran retratados como los “malos” de la película, así que, aprovechando que tres amigos me comunicaron su intención de acudir, me uní a ellos y pasamos unos días en esta localidad del sureste español cargada de historia.

Según tuve oportunidad de conocer, fue precisamente el auge de estas fiestas lo que en cierta medida disparó el interés por la historia de la ciudad, una ciudad que, además, tiene una fuerte tradición marinera.

Quizás por ello, la primera visita obligada es al Puerto de Cartagena.  Desde allí puede contemplarse una bonita de vista de la bahía, custodiada por dos pequeños montes en cuya cima se ubican los Castillos de Galeras y San Julián.

Puerto de Cartagena
Puerto de Cartagena

Junto al mismo puerto se encuentra uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, La Plaza de los Héroes de Cavite, en la que puede encontrarse un monumento que rinde homenaje a los soldados que dieron su vida defendiendo la españolidad de este enclave en las lejanas Filipinas.

Desde allí mismo, y simplemente paseando unos pocos metros, se llega a la Plaza del Ayuntamiento, donde puede contemplarse el Palacio Consistorial, un impresionante edificio modernista con más de 100 años cuya visión, con la bahía cartagenera de fondo es una bonita estampa que se te queda grabada.

La presencia romana en Cartagena ha dejado numerosos vestigios, que, a día de hoy, son uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. El principal, el Teatro Romano de Cartagena, una de las joyas de la ciudad, reconstruido recientemente y que en la actualidad luce espectacular. Más aún, cuando en plenas fiestas, no es difícil encontrarse por las calles con tropas y legiones de romanos que interpretan a la perfección su papel. En estas circunstancias, la visita al teatro Romano es imprescindible para terminar de empaparse del ambiente histórico que impregna la ciudad en estas fechas.

Fiesta de Carthagineses y Romanos
Fiesta de Carthagineses y Romanos

Precisamente por haber vivido uno de mis amigos en la ciudad durante muchos años, tuve la fortuna de conocer lugares fuera del circuito turístico. El Faro de Navidad, o La Algameca chica son lugares no explotados turísticamente pero que merecen una visita. Y es que el mar es uno de los factores que imprime carácter a esta ciudad, cuya historia ha estado siempre vinculada a él.

Por eso también merece la pena hacer una visita al Museo Naval, donde se encuentra el primer submarino de la historia, construido por el ingeniero cartagenero Isaac Peral. El Submarino Peral era tradicionalmente una de las imágenes más características de Cartagena, cuando años atrás se encontraba ubicado cerca del puerto. Ahora, en su nueva ubicación tiene menos visibilidad, pero se encuentra protegido de las inclemencias del tiempo y goza de la importancia que merece. A decir verdad, a mí me impresionó que fuese tan pequeño, cuando lo ves de cerca te sorprende que ahí dentro pudieran meterse unas cuantas personas sin sentir claustrofobia.

Faro de Navidad, Cartagena
Faro de Navidad, Cartagena

En Cartagena puedes disfrutar de un buen número de playas poco conocidas. Además de las famosas playas de La Manga del Mar Menor, nos dimos un paseo por Cala Cortina, una pequeña cala rocosa, y descubrí la playa de Calblanque, un lugar todavía virgen que es frecuentado por nudistas.

¿Y qué hay acerca de los romanos? Bueno, por fortuna comprobé que, en estas fiestas, tanto cartagineses como romanos reciben el mismo trato, y que cada uno de ambos bandos tiene sus seguidores, como si se tratase de dos equipos de fútbol de máxima rivalidad.

Playa de Calblanque
Playa de Calblanque

Las fiestas en sí son muy vistosas y tanto el vestuario como los decorados de las casetas del Campamento donde tienen lugar están muy logrados.  En general la ambientación que recrea cualquier acto del programa está cuidadísima hasta el último detalle y muy lejos de la improvisación. Se nota que hay un trabajo de muchos meses detrás. Y bueno, aparte de las actividades y festejos “serios”, venir con amigos y vivir el desmadre de las noches en el campamento es toda una experiencia, tengas la edad que tengas.

En cuanto al alojamiento, en lugar de acomodarnos en un hotel, que nos obligaba a estar separados, elegimos alquilar un apartamento a través de hundredrooms.com, una opción muy interesante cuando viajas en grupo porque te permite conseguir apartamentos muy baratos y casi para cualquier presupuesto. El que escogimos nosotros estaba muy limpio, bien amueblado y nos permitió disfrutar de esos días en Cartagena a un precio muy ventajoso.

Acerca de roberto mazzanti

Hola soy roberto, un italiano que ha vivido 10 años en España que adora los viajes y todo lo relacionado con ellos. Después de tanto viaje, he decidido compartirlos con todo el mundo y desde 2013 soy administrador de www.laotraruta.net. Gracias a mucho trabajo y esfuerzo, después de 2 años, estoy viviendo de blogging y hace poco he salido de viaje indefinido (te cuento todas mis aventuras en mi nueva web: italoespañol). Los sueños se pueden hacer realidad, sólo hay que focalizarlos ;)

Te podría interesar

Judería cordobesa

Córdoba: duende y arte

Mencionar la ciudad andaluza de Córdoba es relacionarla de inmediato con su Mezquita. Pero la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *