La ruta de los 7 lagos

La Patagonia tiene en la conocida como Ruta de los 7 lagos, uno de sus principales atractivos turísticos. Pocos paisajes pueden competir con la magnificencia de los que ofrece esta ruta, y tras haberla recorrido en coche junto a mi amigo argentino Adrián, no puedo evitar la sensación de que en el futuro volveré a realizarla con más calma, ya sea a caballo o en bicicleta, para poder apreciar en todo su esplendor los atractivos naturales que ofrece.

San Martín de los andes
San Martín de los andes

De norte a sur, y partiendo desde San Martín de los Andes, la ruta de los siete lagos te lleva por un sinfín de lugares de asombrosa belleza. Playas, campings y balnearios, arroyos, bosques y senderos van alternándose en diversos momentos del camino. Las tres horas que en coche lleva el recorrido hasta Villa La Angostura, fueron una sucesión de sorprendentes entornos, que mantuvieron totalmente enfocada mi atención, hasta el punto de que el camino se me hizo verdaderamente corto.

A través de una sinuosa carretera, comenzamos el recorrido avistando en primer lugar el Lácar. La visión del primero de estos grandes lagos me impresionó, pues, aunque era consciente de lo que me esperaba, no pude evitar sentirme pequeño ante un paisaje tan sobrecogedor.

En esos momentos crees estar ya preparado para no sorprenderte con nada de lo que puedas encontrar a posteriori, pero no tardé demasiado en percatarme de mi error. El Lago Machónico y su espectacular mirador natural nos esperaba unos kilómetros más allá, y lo imponente del espectáculo nos hizo detenernos unos minutos para poder disfrutar de aquella visión en todo su esplendor. Una visión que quedará para siempre grabada en mi retina.

Lago Lácar
Lago Lácar

De vuelta a la carretera continuamos emocionándonos con la espectacular vegetación de los Parques Nacionales Lanín y Nahuel Huapi, y poco antes de llegar al Falkner, el siguiente lago de la ruta, pudimos asombrarnos con la cascada de Vuliñanco, cuya caída es de más de 35 metros de altura.

El Falkner, considerado por muchos como el lago más bonito de la ruta, tiene todo aquello que cualquier aficionado a la naturaleza puede desear. Desde playas de arena hasta lugares preparados para la acampada, y los más aventureros que se adentren en sus cerros, podrán disfrutar del vuelo de los cóndores que tienen allí su hábitat natural. Si bien nosotros no tuvimos oportunidad de verlos en este recorrido, Adrián sí lo ha hecho en otras ocasiones.

Lago Falkner
Lago Falkner

El Villarino y el Escondido son los dos siguientes lagos de la ruta. El primero, rodeado de bosques y montañas, es uno de los destinos preferidos de los aficionados a la pesca, ya que en él pueden encontrarse truchas de gran tamaño.  En cuanto al Escondido, es un lago de menores dimensiones que el resto de los que componen la ruta, pero sus aguas, de un característico color esmeralda, lo hacen digno de ver.

Enfilando ya el tramo final de la ruta, nos esperaba a continuación el Correntoso, penúltimo de los 7 lagos que la componen. Es este uno de los lagos de mayor extensión, y sus aguas son algo más cálidas, por lo que es uno de los preferidos por los visitantes para tomar un baño. También es frecuente la presencia de aficionados al remo que lo eligen para practicar su deporte favorito. De hecho, a nuestro paso, pudimos comprobar como parecía ser uno de los que más actividad registraba de todos los que componen la ruta de los 7 lagos.

Recorridos ya 100 de los 110 km que la componen llegamos al lago Espejo, así conocido porque la quietud de sus aguas ofrece un reflejo casi perfecto de los paisajes circundantes. En este punto, decidimos hacer un alto para observar el paisaje en todo su esplendor desde uno de sus miradores.

Lago Correntoso
Lago Correntoso

Por desgracia, este tramo final no tuvo el desarrollo esperado, puesto que una vez fuera del coche sufrí un pequeño percance en forma de torcedura que hizo que no pudiera disfrutar como hubiese querido del paisaje que se ofrecía ante nuestros ojos.

Eso sí, como viajero experimentado, una de las primeras cosas que hago al llegar es contratar un seguro para cubrirme ante este tipo de eventualidades, y por fortuna, la atención recibida por parte de Assist Card fue, en este caso, excelente, por lo que el tema no tuvo mayor trascendencia.

Lo que es seguro es que si tengo oportunidad, realizaré de nuevo esta ruta de un modo mucho más exhaustivo. Si bien la contemplación de los paisajes que ofrece es de un atractivo indudable, estoy seguro que este mismo recorrido se disfruta muchísimo más por parte de quienes emplean varios días en realizar la ruta de los 7 lagos y lo hacen manteniendo un contacto más estrecho con su entorno natural.

Acerca de roberto mazzanti

Hola soy roberto, un italiano que ha vivido 10 años en España que adora los viajes y todo lo relacionado con ellos. Después de tanto viaje, he decidido compartirlos con todo el mundo y desde 2013 soy administrador de www.laotraruta.net. Gracias a mucho trabajo y esfuerzo, después de 2 años, estoy viviendo de blogging y hace poco he salido de viaje indefinido (te cuento todas mis aventuras en mi nueva web: italoespañol). Los sueños se pueden hacer realidad, sólo hay que focalizarlos ;)

Te podría interesar

Recorriendo los pueblos de Alsacia

Alsacia es una de las regiones más bonitas de Francia. Además, por sus características, es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *