Píldoras de Marrakech

Marrakech es una ciudad variopinta, una ciudad para fotografiar y para oler. Su plaza principal, Yamaa el Fna, en los años ha cambiado mucho, pero siempre representa un escenario dónde asistir a espectáculos de vida local, mezclados a bailarinas, encantadores de serpientes y vendedores de comida. Cerca se encuentra el alto alminar de la Koutoubia, desde siempre el símbolo de la ciudad.

Calzado en marrakech
Calzado en marrakech

También dar la vuelta a las paredes que delimitan la medina o sea la parte vieja de la ciudad, con sus bonitas e imponentes puertas (tal vez la más bonita es Bab Aguenaou) y luego una visita a las Tumbas Saadies, al museo de Dar Si Said, a la Madraza Ben Youssef con su luminoso corral y a los jardines de Majorelle.

Marrakech como gran parte de Marruecos, está poblada por beréberes, conocidos tradicionalmente como irreducibles guerreros: un tiempo el insulto peor que se pudiera dirigir a uno de ellos era ‘tu padre ha muerto en su cama!’. Preparaos a una extenuante contratación sobre cualquiera mercancía que queráis comprar…

Plaza Yamaa el Fna
Plaza Yamaa el Fna

Los varios zocos de Marrakech son el paraíso de las compras. Los marroquíes son hábiles artesanos y la negociación hace parte de una ceremonia que les gusta mucho, que sobrestiman generalmente mucho el objeto que se quiere comprar para luego poder regatear, a menudo paladeando un té de menta. Entre los productos de calidad, hay que recordar las macetas, las joyas, la bisutería, las alfombras y las taraceas de las maderas de tuja de Essaouira.

La cocina marroquí es excelente, con sabores fuertes y diferentes. El plato principal es constituido por el tajín y el cuscús, de los que existen innumerables variantes según las zonas. El tajín es un estofado de carne o pescado con hortalizas, aceitunas, ciruelas o almendras, cocinadas lentamente en un característico contenedor de barro, pinchado para que pueda salir el vapor y luego llevado directamente a la mesa.

Madraza ben youssef
Madraza ben youssef

Una especialidad beréber es el m’choui, un cordero entero asado sazonado con azafrán y pimentón. Otro plato llamado pastilla es preparado con una mezcla compuesta por carne de paloma o pollo, huevos, limón, almendras, canela, azafrán y azúcar, encerrado en muchas capas de masa. La bebida nacional es el té de menta, preparado con hojas de menta fresca y azúcar. Para los marroquís beber un té hace parte de un ritual infalible durante las conversaciones y las negociaciones comerciales.

Acerca de roberto mazzanti

Hola soy roberto, un italiano que ha vivido 10 años en España que adora los viajes y todo lo relacionado con ellos. Después de tanto viaje, he decidido compartirlos con todo el mundo y desde 2013 soy administrador de www.laotraruta.net. Gracias a mucho trabajo y esfuerzo, después de 2 años, estoy viviendo de blogging y hace poco he salido de viaje indefinido (te cuento todas mis aventuras en mi nueva web: italoespañol). Los sueños se pueden hacer realidad, sólo hay que focalizarlos ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *