Playa de Merón: surf y tranquilidad en San Vicente de la Barquera

Además de conocer la belleza de éste pequeño pueblo cántabro, en mi paso por San Vicente de la Barquera, tuve ocasión, de disfrutar de una de las playas más bonitas de la zona: La playa de Merón, también conocida como del Sable de Merón.

Hay mucha gente que no va a la playa por razones tan peregrinas como que la arena les resulta molesta, pero a mí, el simple hecho de pasear por una playa y enfrascarme en mis pensamientos con el ruido de las olas de mar como fondo, me reconforta de manera increíble. Y la playa de Merón es ideal para una actividad de este tipo, al menos en un día como en el que yo la visité, donde la afluencia de turistas no era muy elevada.

San Vicente de la Barquera de día
San Vicente de la Barquera de día

La playa da inicio en el mismo pueblo, pero por su gran longitud termina fuera de él. Son más de tres y kilómetros y medio de arena fina que, especialmente si el sol no calienta demasiado, permiten pasear con los pies desnudos sintiendo una agradable sensación.

La playa de Merón no es en todas las ocasiones, la mejor para tumbarse con tranquilidad a tomar el sol, puesto que en ella suelen registrarse fuertes vientos que pueden llegar a ser un tanto molestos para quien lo hace. Pero todo contratiempo tiene una cara opuesta, y es esta misma razón la que atrae a muchos surfistas hasta San Vicente de la Barquera, esperando encontrar en la playa de Merón, aquella ola inolvidable sobre la que cabalgar. De hecho, en la playa se respira un ambiente bastante surfero, y se nota que los practicantes de éste deporte la tienen como uno de sus lugares de referencia.

De cualquier forma, la playa de Merón nunca está falta de visitantes, tanto por su carácter de playa semi urbana como por su belleza o sus servicios, que suelen proporcionarle cada año la condición de bandera azul.

Playa de Merón
Playa de Merón

Durante el periodo estival cuenta con personal de socorrismo y vigilancia para hacer frente a cualquier eventualidad. Además, las zonas de peligro están convenientemente señalizadas, de manera que nadie, por accidente, pueda bañarse en ellas y sufrir un percance, e igualmente los bañistas están informados del estado del mar. Cuenta también con duchas y accesos especiales para personas que sufran algún tipo de discapacidad.

La Playa de Merón es todo un regalo para la vista. Sus aguas son tremendamente cristalinas, y paseando por ella en dirección al pueblo se tiene un fondo incomparable con San Vicente y los Picos de Europa. Cuando me dirigía de vuelta, ya cayendo el sol, no pude evitar quedarme unos momentos contemplando la increíble combinación de elementos que la naturaleza presentaba para mí en esos momentos. La dorada luz de la puesta de sol, la claridad de las aguas, y ese panorama montañoso a lo lejos, resultaron, verdaderamente, una visión para recordar.

Aunque es de suponer que, en verano, como cualquier lugar de la costa, la Playa de Merón registre una gran afluencia de visitantes, si la visitas en otro momento del año es ideal para quienes gustan de playas solitarias. Especialmente cuanto más te alejas del pueblo, hay más áreas en las que relajadamente cualquiera puede contar con muchos metros de intimidad.

San Vicente de la Barquera de noche
San Vicente de la Barquera de noche

Algo que me sorprendió es que, para ser una playa del cantábrico, el agua no estaba excesivamente helada. Un dato que como referencia no sirve de mucho, puesto que la temperatura del agua cambia de forma permanente, pero siempre había tenido la sensación de que en esta zona las playas sólo eran para valientes que no temen al frío. Yo, que no lo soy demasiado, sólo me metí hasta las rodillas. Pero, sinceramente, la sensación fue más agradable de lo esperado.

En resumen, la Playa de Merón tiene todos los servicios de cualquier playa de calidad de la costa nacional, pero afortunadamente, no tiene el gran problema de muchas de ellas, la falta de espacio que hace que más de uno se lo piense dos veces  antes ir, sabiendo que vas a tener que pelearte con el de al lado por un metro cuadrado libre donde colocar la toalla.

Playa de Merón
Playa de Merón

La playa de Merón goza de una amplia superficie y de una ocupación moderada, excepción hecha, claro está, de las fechas más señaladas del verano. Aun así, dada su amplitud, siempre se encuentran zonas más o menos desiertas, por lo que es perfecta para quienes gusten de disfrutar de tranquilidad. Y por supuesto, para quienes sean practicantes de surf, es de obligada visita.

Con el atardecer cayendo me dirijo a San Vicente a pasar la noche, después de una tarde que me deja un gran recuerdo. Si visitas la localidad donde nació David Bustamante, no dejes de pasarte por esta playa. Merece la pena.

Acerca de roberto mazzanti

Hola soy roberto, un italiano que ha vivido 10 años en España que adora los viajes y todo lo relacionado con ellos. Después de tanto viaje, he decidido compartirlos con todo el mundo y desde 2013 soy administrador de www.laotraruta.net. Gracias a mucho trabajo y esfuerzo, después de 2 años, estoy viviendo de blogging y hace poco he salido de viaje indefinido (te cuento todas mis aventuras en mi nueva web: italoespañol). Los sueños se pueden hacer realidad, sólo hay que focalizarlos ;)

Te podría interesar

Judería cordobesa

Córdoba: duende y arte

Mencionar la ciudad andaluza de Córdoba es relacionarla de inmediato con su Mezquita. Pero la …

Un Comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *