Cala Menuda (Tossa de Mar)

Tras mi paseo por Tossa de Mar, dediqué la tarde a disfrutar de esta increíble playa, una de las más populares de la zona y con gran éxito entre los turistas. Cala Menuda, también conocida como la Platja de la mar menuda,  está a apenas unos pocos minutos a pie del centro de Tossa, por lo que ni siquiera es necesario desplazarse para disfrutar de una jornada de sol y baño.

Lo primero que me llamó la atención es que, al estar rodeada de rocas, ofrece un aspecto recogido y tranquilo, algo que también está motivado por la escasa extensión de la playa en sí– menos de 200 metros- una característica a la que debe su nombre.

La arena de Cala Menuda es gruesa y sus aguas son limpias y de poca profundidad en algunas zonas. Se trata de una cala que acoge principalmente a dos tipos de turistas, familias y practicantes de submarinismo. Y es que los atractivos de Cala Menuda no se limitan a lo que puede verse desde el exterior. Sus fondos marinos son de gran belleza e incluso están severamente protegidos.

sa banyera de ses dones
Sa banyera de ses dones

A pesar de su aspecto ligeramente salvaje, motivado por el entorno natural que la rodea, Cala Menuda es una playa que ofrece todos los servicios, no en balde cuenta con una bandera azul. Puedes ducharte antes de meterte en el agua, los accesos a la playa te permiten llegar hasta la arena sin tener que quemarte los pies, e incluso puedes refugiarte del sol cuando empiece a picar demasiado tomando una birra en algunos de los chiringuitos allí instalados. Algo a lo que, como es lógico, no pude resistirme.

Si bien ese día la playa no estaba especialmente abarrotada, sí que había la suficiente actividad como para que el simple hecho de observar a los bañistas fuese una actividad entretenida.

El turismo familiar es muy común en Tossa, y ni qué decir tiene que una de las razones es esta cala, cuya escasa profundidad en algunas zonas permite que los niños puedan bañarse sin mayores preocupaciones por parte de sus padres. Especialmente idónea para este propósito es una ensenada situada en la parte norte de Cala Menuda conocida como “La bañera de las mujeres” (“sa banyera de ses dones” en catalán), cuyas aguas son poco profundas y muy tranquilas, conformando una especie de embalse en el que los más pequeños pueden bañarse y jugar sin peligro.

La peculiar forma de la cala la protege de los vientos, con lo que es extraño que las olas golpeen con fuerza. Por lo general, Cala Menuda es una playa tranquila, ideal para relajarse y pasar una tarde rodeado de naturaleza y mar.

cala menuda
Cala menuda, Tossa de mar

Mientras saboreaba mi segunda birra helada en el chiringuito tuve ocasión de entablar conversación con Oriol, un aficionado al submarinismo que es habitual de Cala Menuda, y que me hizo partícipe de algunas de sus experiencias.

Según me refirió, estos fondos están protegidos debido a que acogen a especies muy distintas a las que pueden encontrarse en otras áreas de la costa catalana. Afortunadamente, esta protección permite que se conserven en buen estado, pudiendo encontrarse una flora y fauna muy variada a pocos metros de profundidad.

Descendiendo algo más, pueden encontrarse fondos arenosos y paredes verticales de roca, algas calcáreas y precoralígeno.

Además, de cara a los practicantes de buceo, estos fondos son más agradecidos de explorar debido a su mayor luminosidad en relación a otras zonas de la Costa Brava.

En sus inmersiones, Oriol se ha encontrado de todo, desde Peces Lagarto hasta meros e incluso alguna morena entre las rocas. Todo este conjunto natural hace que Cala Menuda sea visitada no sólo por turistas y aficionados al submarinismo, sino también por expediciones científicas que investigan sus fondos y por amantes de la fotografía submarina.

cala menuda tossa de mar
Sa banyera de ses dones

Y la crónica de una tarde en Cala Menuda, no puede finalizar sin hacer referencia a la leyenda que existe en torno a su creación.

El hecho histórico habla de que en el año 1236, un fraile, posteriormente nombrado santo, Ramón de Penyafort, que venía desde Italia con destino a Barcelona, llegó por mar para escuchar la confesión de un hombre que agonizaba en la playa.

Pero como el hecho en sí tenía poco de “legendario”, el pueblo se encargó de añadir un poco de magnificencia a la historia. De ahí nació la leyenda de que Ramón de Penyafort abrió las rocas para poder llegar a tiempo de escuchar la confesión del moribundo, creando así la cala que hoy conocemos como Cala Menuda.

Y así, entre charlas, sol, birras y un baño en sus cálidas aguas, transcurrió mi tarde en Cala Menuda. Si viajas a Tossa no hay mejor colofón que visitar esta playa cuyo encanto seduce a cientos y cientos de turistas cada día.

Acerca de roberto mazzanti

Hola soy roberto, un italiano que ha vivido 10 años en España que adora los viajes y todo lo relacionado con ellos. Después de tanto viaje, he decidido compartirlos con todo el mundo y desde 2013 soy administrador de www.laotraruta.net. Gracias a mucho trabajo y esfuerzo, después de 2 años, estoy viviendo de blogging y hace poco he salido de viaje indefinido (te cuento todas mis aventuras en mi nueva web: italoespañol). Los sueños se pueden hacer realidad, sólo hay que focalizarlos ;)

Te podría interesar

La Orotava

Como parte de mi ruta por Tenerife en coche, tuve la oportunidad de visitar durante …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *