Donde dije vino digo Italia

Italia: arte, cultura, playas, ruido, alegría y… ¡buen vino!

Os presentamos aquí una ruta enogastronómica por la Toscana (la región tal vez más conocida de Italia por su belleza y cultura, por Florencia, por Siena, y una serie de pueblos medievales impresionante). No todos saben que también es la región que más vino produce, uno de los cuales se conoce muy bien también fuera de sus fronteras: el Chianti. La ruta es para hacerse del 24 de abril al 28 ya que coincide así con algunas fiestas de los pueblos que se visitan.

La ruta (para llegar a la Toscana se puede coger un avión para Florencia desde la mayoría de aeropuertos) empieza en el pueblo de Greve in Chianti, el ayuntamiento considerado como la “puerta del Chianti clásico”. Os aconsejamos alojaros en el hotel Albergo del Chianti que es impresionante ya que se asoma directamente a la Plaza Matteotti, una característica plazoleta triangular circundada por pórticos debajo de los cuales se suceden deliciosos restaurantes y pequeños comercios. El hotel también es una pequeña familia y todos son extremadamente gentiles y simpáticos.

El chico de la reception nos aconsejó y nos dirigió hacía algunos restaurantes de Greve in Chianti como el Mangiando mangiando dónde se come un chianina (es un tipo de vaca) estrepitosa y junto a la carne también te sirven el certificado del bistec elegido; Nerbone, dónde se saborea la verdadera cocina toscana (inolvidables las milhojas de alcachofas).

Viñedos en la Toscana
Viñedos en la Toscana

La segunda etapa es Panzano in Chianti donde el 25 de abril se celebra la Festa della Stagione Bona (Fiesta de la Estación Bonita). Por las calles del pueblo desfilan personajes con disfraces medievales. Aristócratas y caballeros reviven la histórica contienda entre las familias de los Gherardini y los Fridolfi. La narración acaba con la ahorcadura de Carlo dè Gherardini, culpable de haber matado un miembro de los Fridolfi. ¡Notable el verdugo! ¡Sugestiva la ahorcadura! Por las calles se practican juegos medievales como los dardos (con el blanco evidenciado por un huevo de gallina), la pesca al cuello de la botella, el lanzamiento de dados de madera. Músicos con trompetas y tambores hacen ruído por las calles. En las plazoletas se asiste a espectáculos y a duelos entre caballeros. Las mujeres tienen en la cabeza flores de campo. El pueblo, con sus históricas viviendas, hace de marco. Por la tarde, bailes, cantos y fuegos artificiales.

Greve in Chianti
Greve in Chianti

La mañana del 26 de abril visita guiada con degustación cerca del Castillo de Verrazzano en Greve in Chianti. ¡La visita es muy interesante! El guía, Matteo, nos ilustra la historia de Giovanni de Verrazzano, navegador italiano, descubridor de la bahía de Nueva York que vivió en el homónimo castillo; nos enseña los sótanos del castillo (hoy de propiedad de la familia Cappellini); nos enseña las técnicas utilizadas para la producción del vino, del aceite y del vinagre balsámico (si no os gusta el vinagre, probad todavía él del Castillo de Verrazzano que es como mermelada);

Al final del tour, el guía nos hace degustar 3 diferentes cosechas de Chianti, aceite y vinagre balsámico. También se puede comprar el vino, no os preocupéis jejeje. No muy lejos del Castillo de Verrazzano, está el Borgo de Montefioralle, dónde nació Américo Vespucio. El burgo es muy pequeño, pero guapísimo. Por la tarde una rápida vuelta a Florencia en el siempre abarrotado ponte vecchio (puente viejo). Una rápida vuelta también a Siena (Plaza del Campo) y luego a dormir :).

El 27 de abril toca visitar San Gimignano, espléndido ayuntamiento declarado Patrimonio Cultural y Natural Mundial por la Unesco. No es el típico publecito medieval, sino casi una ciudad medieval!. Plazas, iglesias, pórticos, terrazas, tiendas, torres, pozos, paredes… todo cuenta una historia de la edad media. En un rincón del pueblo, un hombre vestido como Dante Alighieri, recita los versos de la Divina Comedia y sorprendentemente no aparece en contraste el lugar sino más bien lo contrario: el pueblo es un marco perfecto para su actuación.

En San Gimignano destacan 14 torres aunque se dice que inicialmente las torres eran 72. Eso era debído a que cada familia noble que se instalaba en la ciudad construía una torre para demonstrar su potencia económica; más alta e imponente la torre y más fuerte era la familia. Esto fue así hasta 1255 año en que se aprobó una ley que prohibió la construcción de torres más altas de la Torre Rognosa (la más alta de la época).

Castello di Verrazzano de noche
Castello di Verrazzano de noche

A 12 Km de San Gimignano hay otra joya de la edad media o sea el Ayuntamiento de Certaldo, dónde nació Bocacio. El burgo antiguo es Certaldo Alta y está mantenido muy bien. Se puede visitar la casa de Bocacio (hoy un pequeño museo) y el Palazzo Pretorio que es una obra maestra. Es posible entrar en las celdas de las cárceles masculinas y las cárceles femeninas (transformadas estas últimas en cocinas). Sobre la fachada y en el patio interior, se pueden admirar los numerosos escudos de la nobleza de mármol y de terracota pintada, efigie de las familias de cada Vicario. Certaldo es hermanado con la ciudad japonesa de Kanramachi y por lo tanto dentro del jardín del Palazzo Pretorio ha sido construida una típica casa del té.

Naturalmente, junto a la casa del té, no podía faltar un cerezo en flor. Por la tarde cena en Nerbone a Greve in Chianti: ensalada de habas y queso pecorino, milhojas de alcachofas, plato mixto de embutidos locales: una delicia!!!!

Degustación en la Toscana
Degustación de quesos, embutidos y vinos en la Toscana

Próxima etapa: Pienza. Papa Pio II nació aquí. La ciudad es conocida también por ser la sede del Consorcio por la Tutela del Queso italiano. Apenas se entra en la ciudad, se nota claramente el perfume del queso. Muchas callejuelas llevan nombres que dan enseguida entusiasmo al ánimo del viandante… De “Calle del amor” se pasa a “Calle del Beso” por luego llegar a “Calle de la Suerte” cuya placa es ornada por una bonita yedra.

En piazza Pio II (y esto es lo bueno de Italia, hay arte en TODOS LOS SITIOS) se puede uno sentar sobre el pozo del cuatrocientos del Rossellino y allí saborear un bocadillo. Dejando el olor del queso y las emociones que ya estarán pegadas en nuestros corazones hay que empezar a volver a casa. Con el ánimo un poco intristecido, pero seguros de haber visitado uno de los lugares más bonitos y reales del mundo, extasiados, saludamos Toscana.

Acerca de roberto mazzanti

Hola soy roberto, un italiano que ha vivido 10 años en España que adora los viajes y todo lo relacionado con ellos. Después de tanto viaje, he decidido compartirlos con todo el mundo y desde 2013 soy administrador de www.laotraruta.net. Gracias a mucho trabajo y esfuerzo, después de 2 años, estoy viviendo de blogging y hace poco he salido de viaje indefinido (te cuento todas mis aventuras en mi nueva web: italoespañol). Los sueños se pueden hacer realidad, sólo hay que focalizarlos ;)

Te podría interesar

La visita más futbolera a Rusia

Con motivo del Mundial de Rusia de este próximo verano, os haremos una pequeña guía …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *