Refugio de Gouter de lado
Refugio de Gouter de lado

El refugio de Goûter – Mont Blanc

Se ha inaugurado el hipertecnológico refugio Goûter: interiores de lujo y amplio alarde de tecnología low impact. Facilitará la ascensión a la cumbre del Mont Blanc, la montaña más alta de Europa. Pero en Chamonix (Francia) hay quien truena contra el alpinismo de masa.

Inaugurado, con retraso, pero ya está en el ojo del huracán. El Refugio del Goûter, hipertecnológico – y al mismo tiempo, low impact – nuevo punto de referencia de los alpinistas situado a 3830 metros, encima de la ruta clásica que lleva a los 4810 m (cumbre extrema del Mont Blanc) nace con muchas polémica. Con su forma aovada, vidrio y acero, el edificio contrasta con el viejo edificio que va a reemplazar, situado a 300 metros de distancia.

Refugio de Gouter en construcción
Refugio de Gouter en construcción

Construido para resistir a vientos de hasta 300 kilómetros horarios, el refugio, que habría tenido que abrir las puertas el año pasado, quedará abierto de junio a septiembre y será un nuevo punto de referencia para los muchos excursionistas que prueban a alcanzar la cumbre del techo de los Alpes. Pero sus características de hotel de diseño con decoraciones de madera de pino, comedor modernamente suntuoso y decoraciones muy finas, además de su capacidad para hospedar a 120 alpinistas por  noche por unos 90 euros por habitación, no gustan a los puristas ya que ven en su nacimiento un ulterior instrumento para facilitar la tarea a todos los que deseen subir a la cumbre, llevando a niveles críticos el numero de personas acampadas en el macizo.

Aiguille du midi
Aiguille du midi

Quien se pasea por Chamonix en estos días – el refugio ha abierto las hojas a finales de junio – ve una muchedumbre de personas con botas, arpones y cuerdas, que nunca se ha visto por esos lares. Lo mismo ocurre en los diferentes teleféricos que llevan hasta la Aiguille du Midi o a los Grands Montets: el volumen y la presencia de mochilas y herramientas de ascensión supera él de esquí y snowboard, que no faltan, ya que la nieve todavía es abundante a estas alturas. Y quién se sienta sobre una de las terrazas con vista, a más de 3mil metros, puede asistir a un continuo vaivén de alpinistas más o menos profesionales: el riesgo es que los millares de personas que cada año atraviesan la ruta se transformen en decenas de miles de personas… La sensación de los primeros días es que la misma arquitectura futurística del refugio es un atractivo a prescindir del magnífico entorno que lo circunda.

Para limitar el impacto ambiental, el refugio es empapado de tecnología: paneles solares, co-generador de energía a aceite de colza, sistema de depuración interior estilo submarino, agua producida “a fusión” de la nieve. Pero todo esto no hace qué alimentar las perplejidades de los puristas. “Ciertos hoteles de Megève (localidad de Saboya situada poco lejos de Chamonix, y todavía más elitista) son menos lujosos” ha dicho uno de los primeros huéspedes.

El refugio de Gouter, Francia
El refugio de Gouter, Francia

Y los motivos para el descontento son muchos. También porque con el nacimiento del nuevo refugio las reglas han cambiado, y hay quien no lo sabe. Para garantizarse la noche es necesario reservar: en el viejo refugio, a quién no encontró sitio, se ha permitido sencillamente dormir en el comedor, o de plantar la tienda cerca. Pero, por ejemplo hoy, el camping ha sido prohibido. Y quién llega y no tiene sitio, tiene que bajar sencillamente al refugio de abajo, al Tête Rousse, situado a 700 metros de altitud más abajo. Inútil subrayar que una pendiente imprevista, sobre la nieve, a lo mejor a tarde avanzada, también pueda convertirse en un problema para excursionistas entrenados y expertos.

En el valle de Chamonix, en todo caso, los contrarios parecen prevalecer. Muchos creen que reconstruir un refugio al Gouter, y consecuentemente abrir definitivamente la puerta al alpinismo de masa, haya sido un error. “La ascensión se puede hacer tranquilamente desde la Tête Rousse” – dice Christophe Profit, un guía alpino local y leyenda del alpinismo años ’80 – que se queja de esta elección. Y ya hay quien predice, para el Goûter, un futuro de fiestas de comunión y fin de curso… Si quieres reservar el Refugio de Goûter aquí puedes.

Acerca de roberto mazzanti

Hola soy roberto, un italiano que ha vivido 10 años en España que adora los viajes y todo lo relacionado con ellos. Después de tanto viaje, he decidido compartirlos con todo el mundo y desde 2013 soy administrador de www.laotraruta.net. Gracias a mucho trabajo y esfuerzo, después de 2 años, estoy viviendo de blogging y hace poco he salido de viaje indefinido (te cuento todas mis aventuras en mi nueva web: italoespañol). Los sueños se pueden hacer realidad, sólo hay que focalizarlos ;)

Te podría interesar

Qué ver en San Vicente de la Barquera

Se quiera o no, mencionar San Vicente de la Barquera es relacionar este pequeño pueblo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *