Panorama, Anchorage

Viaje a Alaska: los parques más bonitos

Buscaré ser sintético y dar más consejos posibles a quien quiere hacer un viaje on the road sin perderme en particulares que se pueden encontrar sobre cualquier guía turística.

Antepongo que el viaje a Alaska es una experiencia sensacional que aconsejo fuertemente. A menudo creo estar demasiado satisfecho con mis viajes y que quizás hay algo que no funciona en mi espíritu crítico, encuentro casi todo bonito y estimulante.. bueno en el caso de Alaska este discurso no vale, es un viaje sensacional y ya está!.

Relato de un viaje a Alaska

Cuándo viajo estoy acostumbrado a reservar lo mínimo, generalmente vuelo, coche y primeros alojamientos, esta vez, después de haber leído en internet algunos consejos, he decidido partir después de haber reservado todo o sea los alojamientos, el coche, los traslados en barco, los autobúses del Denali y el crucero al Prince William Sound.

Alaska está “abierta” 3-4 meses (mayo-septiembre) fuera de los cuales calles y parques están cerrados: se dice que todo lo que es bueno se agota rápido, aún más si se quiere ir en julio-agosto. En realidad no sé si las cosas estén justo así, yendo por ahí algunos carteles de “vacancy” los hemos visto y había puestos libres en el crucero y en los autobúses del Denali. En fase de programación hace falta mucha paciencia: la mayor parte de los hoteles/hostales se reservan directamente vía correo electrónico, a menudo preguntan como garantía los números de la tarjeta de crédito. Quien quiere viajar en autocaravana se tendrá que acordar que tiene que reservar muchos meses antes.

Prince William Sound
Prince William Sound

Nuestra vuelta ha sido así: cogido el coche en Anchorage, vuelo directo desde Frankfurt con compañía alemana, hemos ido primero a Seward, luego crucero en el PWS de Whittier, luego al Denali National Park, después a Fairbanks para luego bajar al Wrangell St.Elías National Park, por fin Valdez, Córdova y 3 días finales en Anchorage.

Los traslados en el coche tienen que ser lo más corto posible ya que hace falta tener la posibilidad de pararse a mirar las maravillas de la naturaleza salvaje que se atraviesa, podrá pasar que os atraviese la calle un cachorro de oso o una familia de alces o de ver águilas calvas cazando en los ríos cerca de la calle! La relación con los enormes espacios abiertos y con los animales salvajes es el sentido mismo del viaje.

Prince William Sound, Denali National Park

Yo había apostado mucho en el Prince William Sound (1 crucero y 2 traslados largos en barco con el coche) y tengo que decir que he sido besado por la suerte. Es un sitio fantástico, lo hemos podido ver siempre con un mar muy tranquilo: es un estrecho escondido del Océano Pacífico: parece una enorme piscina circundada por imponentes cadenas montañosas en la que se encuentran muchos glaciares y sobre todo mucha vida (numerosas sea otter, nutrias de mar, pero también focas y leones marinos).

Denali National Park
Denali National Park

Capítulo Denali National Park. Para entrar verlo todo hace falta coger un autobús del parque ya que los coches privados no son admitidos. Con el sistema de los “shuttle bus” se puede hacer senderismo en el parque y luego pillar un bus ya dentro del parque (los buses son de color verde). Evitad hacer como nosotros. Hemos tomado el billete por Kantishna que está a 92 millas de la entrada, las últimas 30 millas después de Eielson no son sensacionales como las primeras, y sobre todo si queréis llegar hasta al final de la carretera tendréis que perder 13 horas de autobús y no tendréis tiempo suficiente para hacer senderismo de modo satisfactorio.

Osos en el Eielson Center
Osos en el Eielson Center

Salid pronto y coged el billete para Eielson! Nosotros lo hemos hecho dos veces y la experiencia ha sido completamente diferente, el primer día despejado con colores chispeantes y pocos animales, el segundo día nublado y muchos animales (osos, lobos, alces, caribou, bighorn blancos, ardillas árticas…)

Fairbanks y alrededores

Francamente Fairbanks y los alrededores no son nada especial a menos que no os sirva como base para ir a Barrow. Si no es el caso intentad quedaros allí el menor tiempo posible. Del Delta Junction a Valdez se recorre la Richardson Highway, carretera que no hay que tomar! El Wrangell St.Elías National Park se alcanza por una carretera de tierra de 60 millas que se llama Mc Carthy road que hemos encontrado en condiciones más que aceptables.

Richardson Highway
Richardson Highway

En el interior del parque, que es enorme, además de alguna hora de senderismo tendréis que coger absolutamente un vuelo turístico (flightseeing) para os deis cuenta cuenta de verdad de lo que es el Wrangell St.Elías. Valdez y Córdoba son muy pintorescas, de Córdoba la única carretera es la Copper River Highway que no lleva a ningún lado y acaba enseguida después del millennium Bridge dónde resuena el Child’s , otra experiencia que sería mejor no perder.

Anchorage
Anchorage

3 días en Anchorage como hemos hecho son perfectamente inútiles. La ciudad tiene un centro que se desarrolla en las primeras 6 calles y en un día se ve sin problemas: como mucho os pueden interesar los alrededores.

Acerca de roberto mazzanti

Hola soy roberto, un italiano que ha vivido 10 años en España que adora los viajes y todo lo relacionado con ellos. Después de tanto viaje, he decidido compartirlos con todo el mundo y desde 2013 soy administrador de www.laotraruta.net. Gracias a mucho trabajo y esfuerzo, después de 2 años, estoy viviendo de blogging y hace poco he salido de viaje indefinido (te cuento todas mis aventuras en mi nueva web: italoespañol). Los sueños se pueden hacer realidad, sólo hay que focalizarlos ;)

Te podría interesar

Barco en el delta del Mekong

Ruta en Vietnam de 13 días: de Saigon a Hanoi

Vietnam, este insólito, extraordinario, salvaje y controvertido país dónde a menudo la gente come sentada …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *