Hervás: un pueblo con historia

En Extremadura, concretamente en la provincia de Cáceres, se encuentra uno de los pueblos más curiosos de la geografía española, Hervás. Su particularidad radica en el gran legado que el pueblo judío dejó en estas tierras, y que, a día de hoy, es una de sus principales bazas turísticas. No en vano su judería está considerada como una de las que mejor se conservan de nuestro país.

El asentamiento de un gran número de familias de origen hebreo en el pueblo entre los siglos XIII y XV propició la construcción de muchas viviendas y edificios. Algunos de ellos se conservan casi en su estado original, otros han desaparecido y en muchos casos, han sido restaurados y se les ha dado una utilidad comercial. Existen en Hervás restaurantes, hoteles y tiendas con una identidad muy marcada por esta época y la mencionada colonización de miembros de la comunidad judía.

Y es que, aunque se trata de un pueblo con mucha historia a sus espaldas, en el que no sólo los judíos han dejado allí su huella, lo cierto es que es su particular esencia hebrea lo que lo hace distinto de la mayoría.

La judería de Hervás

Así que en mi paso por el pueblo de Hervás, mi primer destino fue su renombrada judería. Caminando por estas calles estrechas, repletas de motivos judaicos, sientes una sensación extraña. Te encuentras en Cáceres, pero por unos momentos parece que te transportes a tierras mucho más lejanas. Esto es en parte, porque desde el Ayuntamiento se ha querido potenciar esta área como reclamo turístico, llegando al punto, según algunos historiadores, de maquillar la realidad de la judería con intereses puramente económicos, de manera que las referencias a esta cultura están por todas partes.

juderia de hervas 2
Judería de Hervás

Sea o no el barrio judío una exageración de lo que supuso la presencia real de este colectivo en Hervás, lo cierto es que resulta atractivo desde el punto de vista turístico.

Sin embargo, Hervás no tiene únicamente su identidad hebrea como reclamo para el visitante. Y una vez se ha paseado el conjunto de callejuelas que componen la judería, siguen quedando rincones interesantes por conocer.

Uno de ellos es la Iglesia de Santa María de la Asunción de las Aguas Vivas, ubicada en la parte alta del pueblo, aunque no se puede acceder a su interior para visitarla excepto los festivos antes de Misa. La otra iglesia del pueblo se encuentra al sureste, y es conocida como la Iglesia de San Juan Bautista o Iglesia del Convento, ya que pertenece al convento que los Trinitarios fundaron en Hervás en 1664.

También el Ayuntamiento merece una visita si estás interesado en construcciones antiguas. Él de Hervás, que además cuenta con un bonito patio interior, está ubicado en la antigua enfermería del Monasterio Franciscano de la Bien Parada; y data del siglo XVII.

juderia de hervas
Judería de Hervás

¿Museos? Tampoco faltan en Hervás. Uno de ellos es el Museo de la Moto y el Coche Clásico, una interesante exposición que no solo los aficionados al motor disfrutarán, y que cuenta con un total de ocho pabellones en los que se hace un repaso de los modelos más emblemáticos del pasado. Además cuenta con un mirador desde el que se pueden disfrutar de unas preciosas vistas.

Y si eres más de pintura y escultura, pásate por el Palacio de los Dávila, un palacete barroco del siglo XVIII donde se ubica el Museo Pérez Comendador-Leroux, y en el que se pueden admirar obras escultóricas de Enrique Pérez Comendador y pictóricas de su mujer, Madeleine Leroux.

Como podéis comprobar, puede que Hervás sea conocido principalmente por su judería, o que las autoridades hayan querido potenciar esta zona como elemento diferenciador e impulsor del turismo rural, pero Hervás tiene más razones para ser visitada. Otra de ellas es su gastronomía, la cual no tiene nada que envidiar a las de otros lugares más reconocidos.

puente de la fuente chiquita hervas
Puente de la fuente chiquita, Hervás

Basada en su esencia judía y ganadera, hay infinidad de delicias que degustar aquí. Desde la sopa dulce o los nuégados -tortas realizadas a base de miel y nueces- hasta la caldereta extremeña, la chanfaina, o el zorongollo, una especie de ensalada, con ajo y pimientos. Y por supuesto sin dejar de lado cualquiera de los productos derivados del cerdo ibérico, una de las joyas de la gastronomía local.

Así pues, una visita a Hervás da para mucho, y no es extraño que esta población tenga una cada vez mayor presencia de turistas. Basta comprobar en cualquiera de los blogs de viajes que pueden consultarse en internet que todo el que la visita queda agradablemente sorprendido, y desde luego yo no soy una excepción.

Por último una recomendación al respecto de donde alojarse. La Hospedería Valle del Ambroz tiene todo lo que un hotel moderno requiere, pero con esa esencia rústica e histórica tan propia de Hervás. Uno de los lugares más bonitos donde me he alojado.

Acerca de roberto mazzanti

Hola soy roberto, un italiano que ha vivido 10 años en España que adora los viajes y todo lo relacionado con ellos. Después de tanto viaje, he decidido compartirlos con todo el mundo y desde 2013 soy administrador de www.laotraruta.net. Gracias a mucho trabajo y esfuerzo, después de 2 años, estoy viviendo de blogging y hace poco he salido de viaje indefinido (te cuento todas mis aventuras en mi nueva web: italoespañol). Los sueños se pueden hacer realidad, sólo hay que focalizarlos ;)

Te podría interesar

cala menuda tossa de mar

Qué ver en Tossa de Mar

Cuando una pequeña población adquiere renombre turístico, no es por casualidad. Y el de Tossa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *