Visitar La Casa de Ana Frank Vale la Pena

Amsterdam no sólo es la ciudad del entretenimiento prohibido entre sexo y porros: también contiene pequeñas joyas que debes visitar para comprender mejor la historia del siglo pasado. Estoy hablando de la Casa/Museo de Ana Frank, una de las millones de víctimas de la persecución antisemita de la Segunda Guerra Mundial que se hizo famosa por el diario en el que, sin saberlo, le contó al mundo los años más duros de su vida.

La Casa de Ana Frank se encuentra en el corazón del barrio judío de Amsterdam, en Prinsengracht 263, sede de la empresa de Otto Frank, el padre de la pequeña Anne. Es sin duda preferible reservar la visita a través de la página web annefrank.org para evitar las largas colas para entrar: considera que los espacios son muy ajustados y por lo tanto no pueden acceder una gran cantidad de personas al mismo tiempo. La visita cuesta 9€ para los adultos y se puede hacer de 9 a 19h (en verano hasta las 21h).

Interior de la casa de Ana Frank
Interior de la casa de Ana Frank

El edificio se compone de dos secciones: la primera es una casa que da al canal y la otra es una casa que da a la parte de atrás. En los pisos superiores de la casa es donde se refugió Ana con su familia y otra familia de judíos. En su decimotercer cumpleaños, Anne recibió de regalo de los padres su famoso diario que escribió durante los días (dos años) de su escondite.

El tour te lleva por toda la casa hasta las estanterías que daban acceso a la parte secreta de la misma. Otra sección de la casa conserva una serie de objetos que pertenecieron a Anne y su familia, conservados y catalogados para mostrar al mundo todas las esperanzas y expectativas que una chica nacida judía en el momento equivocado tuvo en su día.

Montar en bicicleta, bailar, silbar, observar el mundo, sentirme joven, aprender a ser libre, eso es lo que quiero” (Ana Frank – 24 de diciembre 1943)

Acerca de roberto mazzanti

Hola soy roberto, un italiano que ha vivido 10 años en España que adora los viajes y todo lo relacionado con ellos. Después de tanto viaje, he decidido compartirlos con todo el mundo y desde 2013 soy administrador de www.laotraruta.net. Gracias a mucho trabajo y esfuerzo, después de 2 años, estoy viviendo de blogging y hace poco he salido de viaje indefinido (te cuento todas mis aventuras en mi nueva web: italoespañol). Los sueños se pueden hacer realidad, sólo hay que focalizarlos ;)

Te podría interesar

Cala Menuda (Tossa de Mar)

Tras mi paseo por Tossa de Mar, dediqué la tarde a disfrutar de esta increíble …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *